Análisis del último debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden antes de las elecciones

0
30

ANÁLISIS | Éxitos y fallas del último debate presidencial
Por Chris Cillizza

El presidente Donald Trump y el exvicepresidente Joe Biden sostuvieron un debate real el jueves por la noche en Nashville, Tennessee. Fue la última vez que los dos candidatos compartieron el escenario antes de las elecciones del 3 de noviembre.

A diferencia de su primer debate el mes pasado, los dos candidatos se comprometieron entre sí (en términos generales) sobre temas, dirigidos hábilmente por la moderadora del debate Kristen Welker.

Aquí lo mejor y lo peor de la noche.

ÉXITOS
* Joe Biden: El exvicepresidente no estuvo perfecto. Pero hizo todo lo necesario, dada su posición privilegiada en la carrera, e incluso logró aterrizar las mejores líneas de la noche. Sobre el coronavirus, Biden se burló de la frase de Trump de que «estamos aprendiendo a vivir con él» diciendo: «Estamos muriendo con él».

Después de un largo intercambio de opiniones sobre sus familias y acusaciones de corrupción, Biden se volvió hacia la cámara y dijo: «No se trata de la familia de él ni de la mía. Se trata de tu familia».

Y cuando el debate pasó a ser sobre la raza, Biden sacó esta frase sobre Trump: «Este tipo tiene un silbato de perro tan grande como un cuerno de niebla».

Esas son las líneas que probablemente se repetirán una y otra vez en la cobertura posterior al debate, y eso es algo bueno para Biden. Pero no todo fue bueno: las respuestas de Biden a los ataques de Trump sobre por qué no hizo más en materia de inmigración o relaciones raciales durante sus ocho años como vicepresidente fueron débiles. (Biden culpó al Congreso controlado por los republicanos).

Y particularmente hacia el final del debate, Biden pareció flaquear un poco, perdiendo el hilo de sus pensamientos y hablando mal a veces. Biden nunca será un gran polemista, y no estuvo *prendido* el jueves por la noche. Pero hizo lo suficiente, más que suficiente, para mantener la carrera prácticamente donde está. La cual está con él como un claro favorito para ganar el 3 de noviembre.

* El botón de silencio: No se usó tanto como esperaban los partidarios de ambos lados, pero NO hay duda de que el temor de que de repente se apague el micrófono funcionó como un disuasivo efectivo tanto para Trump como para Biden. ¿Podemos convertir esto en una característica permanente de los debates en el futuro?

FALLAS
* Donald Trump: El presidente estuvo significativamente mejor en este debate que en el primero a finales de septiembre. Claramente, sus ayudantes de campaña (o alguien) lo convenció de que sus constantes interrupciones en el otro debate eran desastrosas para él políticamente y que necesitaba comportarse de la mejor manera. Y Trump trató de hacer precisamente eso.

Felicitó a Welker en un momento dado por lo bien que estaba moderando el debate, un movimiento planificado de antemano si alguna vez he visto uno, y durante gran parte de la primera hora, mostró un nivel de disciplina en los mensajes que rara vez ha podido seguir durante su presidencia.

Sus ataques al largo mandato de Biden en la política fueron efectivos, al igual que su repetido recordatorio de que Biden ha sido vicepresidente durante ocho años y, en opinión de Trump, no había hecho tanto.

Entonces, ¿por qué Trump está en la categoría de «errores»? Tres razones.

Número uno: está rezagado y necesitaba utilizar este debate para alterar el curso de la carrera. Él no hizo eso. Número dos: Trump no pudo mantener el tono cuasi presidencial durante todo el debate. Al final, estaba hablando de que era la «persona menos racista» del edificio e insistía en que sabía más sobre el viento que Biden. Número tres: Él acaba de decirlo, tantas cosas falsas. (Más sobre eso a continuación.)

* Verdad: Desde su primera respuesta al debate, en la que dijo que más de 2 millones de estadounidenses habrían muerto si no hubiera tomado una acción tan rápida contra el coronavirus –ese número fue el estimado de muertos que habría ocurrido por NO mitigación– hasta su última respuesta sobre cómo colapsarán los 401k si Biden es elegido presidente, Trump mostró un notable desdén por los hechos y la verdad.

«Desde una perspectiva mentirosa, Trump está aún peor esta noche que en el primer debate», tuiteó el verificador de hechos de CNN Daniel Dale. Para ser claros: la voluntad de Trump de exagerar, engañar y mentir rotundamente no va a cambiar muchas mentes sobre él, para bien o para mal. Pero los hechos y la verdad siguen siendo importantes. Y tuvieron una noche DIFÍCIL el jueves.

* Liberales: La izquierda tuvo que estar desanimada no solo por la insistencia de Biden de que nunca se moverá para prohibir el fracking, sino también por su réplica a los ataques de Trump de estar en deuda con las políticas impulsadas por los liberales en su partido. «Soy Joe Biden», dijo Biden. «Los vencí a todos».

(CNN en Español)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here