El multimillonario sudafricano Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, aseguró este sábado que su compañía sería cerrada si sus autos llegasen a ser usados para llevar a cabo labores de espionaje. Las declaraciones las hace luego de que se conociera la noticia de que el Ejército de China ha prohibido la presencia de vehículos fabricados por Tesla dentro de sus instalaciones militares.

“Hay un incentivo muy fuerte para que seamos muy confidenciales con cualquier información. Si Tesla usó autos para espiar en China o en cualquier otro lugar, nos cerrarán”, afirmó Musk durante una discusión virtual en un foro chino liderado por una fundación que forma parte del Consejo de Estado del país asiático.

Estas fueron las primeras declaraciones del empresario luego de que se conociera la medida tomada por parte del Ejército chino, desde donde manifestaron su preocupación en términos de seguridad por la presencia de las cámaras que incorporan los autos eléctricos de Tesla, según fuentes citadas por la agencia Reuters.

Las autoridades gubernamentales del país asiático alegan que los datos que recopilan los autos pueden representar filtraciones de seguridad nacional, según fuentes familiarizadas con el tema citadas por los medios norteamericanos. Los anuncios se conocen luego de unas recientes reuniones en Alaska entre delegados de ambas naciones.

Durante dichos encuentros, que constituyeron la primera interacción presencial de alto nivel desde que Joe Biden llegó a la Presidencia, los representantes de ambos países se criticaron y acusaron mutuamente. Estados Unidos acusó a China de “amenazar el orden”, mientras Pekín respondió afirmando que no se dejará “estrangular”, según recoge RT.

Las cifras de Tesla en el mercado automotor

Un análisis de la multinacional financiera Morgan Stanley mostró que Tesla empezó a perder desde el mes pasado cierta participación en el mercado de vehículos eléctricos de Estados Unidos, situación que está favoreciendo a la Ford con el Mustang Mach-E.

La estadística da cuenta de que Tesla bajó su tajada en la torta de los carros eléctricos al 69 % en febrero, frente al 81 % que tenía hace un año. Aunque las ventas de la compañía continúan aumentando en Estados Unidos, según el análisis citado por CNN, la competencia también sube y cada vez es mayor el apetito por los vehículos eléctricos, de cara a una –cada vez más amplia– migración hacia un transporte más amigable con el ambiente.

Morgan Stanley destaca que Tesla solo informa las ventas trimestrales globales, no las ventas mensuales, como sí ocurre con otros fabricantes de automóviles. Es así como Tesla, probablemente, habría tenido un aumento del 5,4 % en las ventas de Estados Unidos durante febrero.

No obstante, uno de los recientes anuncios más llamativos de la compañía liderada por Elon Musk tiene que ver con la habilitación de su sistema de Conducción Autónoma Completa (FSD, por sus siglas en inglés), que permite viajar en los vehículos sin necesidad de conducirlos.

La nueva función, cuyas características fueron presentadas por primera vez en octubre del año pasado, llegará incorporada a través de un botón en la pantalla de los autos que permite actualizar el software para que el vehículo se movilice sin necesidad de un conductor humano.

Hasta el momento se conoce que la versión beta ofrecerá a los clientes de Tesla algunas capacidades autónomas, aunque Elon Musk aseguró que la compañía “está duplicando el tamaño del programa beta”, por lo que se esperan nuevos avances en esta tecnología de conducción autónoma.

(Semana)

Artículo anteriorNo es el Wi-Fi: reportan caída de WhatsApp e Instagram
Artículo siguienteGestión de Bisonó obtiene calificaciones sobresalientes en transparencia y acceso a la información