La comunicación no es el fuerte del Palacio Nacional

Los principales medios de comunicación se hacen eco de las dificultades que tienen sus periodistas de contar lo que pasa en el Palacio Nacional, la principal fuente del Gobierno que recién se estrena.

0
24

En las redes y también en los periódicos. Las dificultades reportadas por los periodistas que ejercen su labor en el Palacio Nacional han motivado críticas argumentadas sobre la ausencia de información desde la Dirección de Comunicaciones del Palacio Nacional sobre actividades oficiales, visitas al presidente y la agenda de sus principales funcionarios.

En estas actividades, los periodistas las aprovechan para informar qué hacen los funcionarios del Palacio, también para abordarles sobre temas de interés y actualidad.

Para que se entienda qué pasa, la concentración de información sobre lo que el Palacio Nacional quiere informar termina por entorpecer lo que desea un Gobierno abierto: que la sociedad, a través de los medios, cuestione a sus funcionarios, incluyendo sobre asuntos de interés público que no necesariamente se encuentren en la agenda oficial.

Hace unos años, en el gobierno de Danilo Medina ocurrió que algunos medios decidieron no asignar durante un tiempo periodistas a esta fuente, precisamente por la poca utilidad de tener un recurso que en la práctica no podía salirse de lo que el Palacio informaba por los canales oficiales.

Los periodistas se han quejado en las redes sociales y están alertando que esa situación en la gestión del PLD amenaza con repetirse en la del PRM y ya los principales medios se han hecho eco de esta situación en sus portales.

Justo este domingo, Listín Diario públicó una información firmada por Rosmery Méndez titulada “El Palacio tiene sus puertas cerradas” en la que apunta al resultado de tal cerradura: “Los periodistas que cubrimos la fuente informativa de Palacio Nacional nos enteramos de las actividades por terceros, aunque nos pasamos el día en el lugar”, dice la información del Listín.

Esta información toma de ejemplo lo ocurrido el pasado jueves, en la que los medios se enteraron 30 minutos antes que el presidente Luis Abinader acudiría al primer picazo de la plaza comercial Paseo 27, en Santo Domingo Oeste.

El primero que tocó el tema fue Diario Libre. En una noticia titulada “En el Palacio Nacional las actividades son ‘privadas’”, la periodista Hogla Enecia contó, con fechas, varios ejemplos que dejan entrever la descoordinación en materia de comunicación.

En la publicación, Diario Libre explicaba que el miércoles 16 de septiembre, la Vicepresidencia tenía una actividad a la que los periodistas fueron invitados a última hora.

“Cuando (los periodistas) subieron al salón en donde se desarrollaba, faltaban dos minutos para que concluyera. Fueron recibidos con un: “¿Quién los invitó?.

El periódico Proceso publicó el 17 de septiembre la nota, “Falta de información y restricciones en Palacio obstruyen trabajo de periodistas que cubren fuente”, de la autoría de Rosalba Escalante.

(Acento)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here