América Latina y el Caribe registra caída del 94% en biodiversidad

0
31

La diversidad biológica en América Latina y el Caribe sufrió una pérdida histórica en el año 2020. El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) registró una disminución de 94% en el Índice Planeta Vivo para la región: la pérdida más alta en el planeta que contrasta con el promedio general de 68% a nivel mundial.

Si bien todas las regiones registraron pérdidas, Latinoamérica sufrió una pérdida superior a la de África de 65%, Asia-Pacífico de 45%, Norte América de 33% y Europa de 24 por ciento.

Dicho de otra manera, la abundancia media de las poblaciones en todo el planeta se redujo 68 por ciento. Esta disminución supone afectaciones para cerca de 21 mil poblaciones de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios en el mundo.

El Índice Planeta Vivo cayó 68% a nivel mundial en 2020 (Foto: Informe Planeta Vivo 2020 de WWF)El Índice Planeta Vivo cayó 68% a nivel mundial en 2020 (Foto: Informe Planeta Vivo 2020 de WWF)

En América Latina y el Caribe los grupos más afectados fueron los peces de agua dulce, los anfibios y los reptiles, según informó Luis Germán Naranjo, director de Conservación y Gobernanza de WWF Colombia, durante la presentación del Informe Planeta Vivo 2020 “Revertir la Curva de la pérdida de biodiversidad”.

Los peces de agua dulce se han visto afectados por la degradación de la calidad del agua con el uso de agroquímicos y la sobre utilización del recurso, así como por el impacto de obras de infraestructura como represas, canalizaciones y desvíos de ríos. Los anfibios han sufrido el impacto creciente de un hongo patógeno que los enferma y mata.

Por otro lado, según advirtió Naranjo, el colapso de polinizadores que sufrió América del Norte está por suceder también en Latinoamérica, por lo que previsiblemente no se revertirá la pérdida de diversidad. A ello hay que sumar que, en la región, las plantas sufren una pérdida al doble de velocidad que los animales vertebrados.

Índice Planeta Vivo por regiones (Foto: Informe Planeta Vivo 2020 de WWF)Índice Planeta Vivo por regiones (Foto: Informe Planeta Vivo 2020 de WWF)

Si bien la expansión de las ciudades y la industria motivan cambios en el uso de la tierra, según el estudio de WWF, la actividad más devastadora es la producción de alimentos.Nuestros alimentos tienen un alto costo oculto, y es que su producción es culpable del 80% de la deforestación global, del 29% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, del 70% del uso del agua, del 70% de la pérdida de biodiversidad terrestre, del 50% de la pérdida de biodiversidad acuática y del 52% de la degradación de la tierra de uso agrícola.

La principal amenaza en el mundo entero es la pérdida de hábitat, y es que en casi todo el mundo representa el 50% de las razones que motivan este problema. Este año, las cinco principales amenazas para nuestro bienestar son ambientales: el clima extremo, el fracaso de las acciones para revertir el cambio climático, los desastres naturales, la pérdida de biodiversidad y las catástrofes ambientales de origen humano son los principales riesgos, según señaló Luis Germán Naranjo.

De acuerdo con Roberto Troya, director regional de América Latina y el Caribe de WWF, el Informe Planeta Vivo 2020 pretende estimar qué tan rápido está desapareciendo la naturaleza y se está perdiendo la diversidad de la vida en el planeta. El informe es un estudio comparativo que desde hace 22 años mide el Índice Planeta Vivo de las regiones del globo. En su elaboración colaboran 125 expertos y 78 universidades y centros de investigación. Para la elaboración del informe de 2020, a las 21,000 poblaciones que se estudian con regularidad se le agregaron 4,870 poblaciones y 400 especies más.

Durante la presentación, Roberto Troya destacó el rol fundamental de las comunidades locales y pueblos indígenas en la protección del territorio, así como de las organizaciones sociales de defensa y protección de la diversidad biológica que deben, consideró, evaluar alianzas estratégicas con actores públicos y privados para avanzar en la protección del ambiente.

(Infobae)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here