Biden o Trump: ¿quién va ganando las elecciones en Estados Unidos según las encuestas?

0
51

¿Qué significa esto? La cifra anterior representa una probabilidad: dice como de posible es que gane cada candidato. Puede interpretar esa información como una advertencia: los pronósticos dicen que Biden es favorito, pero cuando en el pasado estuvieron tan seguros como ahora, acabaron equivocándose un 20% o 25% de las veces.

Otra forma de verlo es imaginar un árbol de alternativas: de cada cien futuros posibles, los números de arriba dicen en cuántos gana Biden y en cuántos Trump. Lo que no sabemos es cuál de esos futuros será el nuestro.

Joe Bidenes favorito para ganar las elecciones

Ahora mismo, nuestra predicción dice que Joe Biden es el candidato con más posibilidades de ser el próximo presidente, con 4 de 5 opciones, aunque Donald Trump ganaría 1 de 5 veces.

Joe Biden 78%
Donald Trump 21%

De dónde sale esta predicción

Es el resultado de promediar los pronósticos de cuatro fuentes diferentes, que consideramos las más fiables. La tabla muestra las probabilidades que asignan cada una a las victorias de Biden y Trump.

Qué dicen las encuestas por Estados

El mapa representa la ventaja de un candidato sobre otro según las encuestas. Clasificamos los Estados en cinco grupos: los “seguros” para Biden o Trump, los que tienen un favorito y los que están casi empatados. (Nota: para cada Estado usamos la media de sondeos de FiveThirtyEight, o en caso de que no la haya, sus proyecciones.)

  • Joe Biden
  • En cabeza Biden
  • Empate
  • En cabeza Trump
  • Donald Trump

Así ha ido cambiando la carrera

A continuación se muestran como han evolucionado los pronósticos de las cinco fuentes: modelos de predicción, apuestas y expertos. El gráfico representa las probabilidades de ganar de Biden y Trump en cada fecha:

¿Por qué probabilidades en lugar de encuestas?

Estas predicciones se alimentan de encuestas, que son la fuente de información primordial para pronosticar unos resultados electorales. No hay nada mejor. Pero además las potencian con tres ventajas:

  • Predicen más que votos. Estos pronósticos tienen en cuenta otras claves, como el reparto de delegados o la posibilidad de que un puñado de Estados acaben dando la vuelta a la elección. Los modelos de simulación son especialmente útiles para explorar todos esos escenarios.
  • Consideran más fuentes de información. Los modelos incluyen variables fundamentales y económicas. Por ejemplo: saben que al candidato en la Casa Blanca le beneficia que la economía vaya bien. Además los expertos pueden reaccionar a eventos complicados: ¿qué pasa si Trump enferma o anuncia una vacuna?
  • Y sobre todo: informan sobre la incertidumbre de una elección. La ventaja de predecir con probabilidades es que nos permite ofrecer una información doble: tratamos de apuntar al ganador con más posibilidades, pero también le informamos de la probabilidad de una sorpresa. Si un candidato lidera las encuestas por un par de puntos —como Hillary Clinton en 2016—, nuestra predicción le dirá que es favorito, pero también que no sería extraño que ganase su rival.

(El País)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here