¿Cómo funcionan los bots de los sitios web?

52
Este sistema se encarga de llevar a cabo actividades que para una persona serían casi imposibles o muy tediosas.

Un bot (aféresis de robot) es un programa informático que logra simular el comportamiento humano dentro de internet. Este tiene capacidad de realizar automáticamente tareas repetitivas, como por ejemplo, enviar mensajes, correos electrónicos o postear en redes sociales como Instagram, Facebook o Twitter.

Este sistema se encarga de llevar a cabo actividades que para una persona serían casi imposibles o muy tediosas, según una publicación del sitio web El Universal.

De acuerdo con Akamai Technologies, los robots automatizados generan hasta el 70% del tráfico total de los sitios web actuales del mundo. Por ello, muchas empresas en el mundo han optado por invertir en estrategias de “gestión de bots”, no solo para utilizarlos e impulsar su contenido, sino para evitar su uso malicioso, se señala en el portal El Financiero.

No obstante, no todos los bots se usan de forma positiva, también existen malignos. Uno de estos casos es el detectado por la empresa de ciberseguridad CheckPoint Software, que el año pasado descubrió un bot llamado Phorpiex, que utilizaba cerca de 450.000 equipos, previamente infectados, para emitir millones de mensajes amenazantes de extorsión sexual a receptores inocentes.

¿Y si los humanos prefirieran informarse a través de robots?

Según la firma, este bot emitía hasta 30.000 correos electrónicos por hora. La empresa encontró que, debido a dichos mensajes, hubo transferencias a una cartera electrónica asociada con Phorpiex por un valor superior a 110.000 dólares.

¿Qué tipos de bots existen?

Aunque podrían parecer todos iguales, en realidad los hay de diferentes tipos:

Rastreador web: investiga y recopila datos de sitios de internet automáticamente. Por la cantidad de información que gestiona, esta actividad sería imposible para una persona. A este también se lo conoce como indexador web o indizador web.

Respuestas rápidas: estos permiten tener respuestas de manera más rápida y efectiva que las que podría generar un humano, como por ejemplo, en juegos o sitios de subastas en línea.

Editores web: se utilizan para ubicar y corregir errores de edición en sitios web, como las faltas de ortografía, por ejemplo.

Chatbots: se trata de los más populares, ya que interactúan y se comunican con las personas en redes sociales, al desarrollar una nueva identidad o al suplantar la de una persona.

Por lo general, también se usan para difundir propaganda política o apoyar determinadas organizaciones.

Granjas de bots: a través de estas se crean perfiles falsos de usuarios en redes sociales con el objetivo de aumentar el número de seguidores de una cuenta, o de alarmar a los usuarios de Facebook o Twitter con noticias falsas.

¿Cómo saber si una noticia es falsa en WhatsApp?

Esto lo logran compartiendo una gran cantidad de mensajes de forma simultánea, para impulsar determinada información interesada o hashtags concretos.