La India y China acuerdan desescalada mientras siguen reforzando sus fronteras

0
40

La India y China acordaron seguir un proceso de entendimiento para la desescalada de la tensión fronteriza, en un nuevo intento de solucionar la crisis a través de la vía diplomática, mientras los ejércitos de los dos gigantes asiáticos continúan reforzando su presencia en la frontera.

Después de más de tres meses de escalada militar y choques en la frontera, que han dejado al menos una veintena de soldados indios muertos y decenas de heridos, los ministros de Exteriores de la India, S. Jaishankar; y de China, Wang Yi, acordaron en Moscú al necesidad de conseguir resultados a través de la negociación.

El encuentro, que se produjo a última hora de ayer al margen de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), y anunciado este viernes en una declaración conjunta, es el más reciente de una serie de acuerdos de alto nivel.

La reiteración del compromiso de los ministros es recibido como un nuevo impulso, tras meses de infructuosas conversaciones que intentan reducir la tensión y la presencia militar en sus fronteras, en aumento desde que el pasado 10 de mayo sus tropas se enfrentaron en una breve pero agresiva escaramuza.

En la declaración de hoy, los ministros de Exteriores coincidieron en que la situación actual “no beneficia a ninguna de las partes. Por lo tanto, acordaron que las tropas fronterizas de ambos lados deben continuar su diálogo, retirarse rápidamente, mantener la distancia adecuada y aliviar las tensiones”.

REFUERZO DE LAS TROPAS

Sin embargo, meses de conversaciones no han detenido a la India, ni a China, a la hora de reforzar su músculo militar en la frontera.

La India mantiene un incesante flujo de camiones militares que transportan tropas y provisiones desde Cachemira a Ladakh, región fronteriza con China, epicentro de las mayores confrontaciones de los últimos meses.

Fuentes policiales aseguraron a Efe que “cada día unos doscientos o trescientos camiones militares viajan hacia Ladakh, más de un 30 % de lo usual”.

Por su parte, el Mando Militar en Tíbet del Ejército chino ha comenzado a probar el uso de drones para funciones logísticas como la distribución de alimentos o medicinas durante unas maniobras en la región, fronteriza con la India.
La televisión estatal china CCTV publicó ayer imágenes que muestran a militares del Ejército Popular de Liberación (EPL) montando y cargando drones para la distribución de víveres a tropas que se encuentran realizando maniobras a 4.500 metros de altitud.
“El vídeo muestra que China se está preparando para futuros posibles conflictos mientras continúan las negociaciones militares y diplomáticas con la India”, aseguró el analista militar Song Zhongping, citado hoy por el diario estatal Global Times.

Las imágenes fueron publicadas horas antes del encuentro en Moscú de los ministros de Asuntos Exteriores de la India y China.

En el vídeo se puede ver una operación de suministro que emplea medios terrestres y aéreos, una combinación logística que “podría ser vital, si los soldados del EPL entraran en conflicto”, opinó Song.

“Este tipo de logística -cree el experto- es clave para el buen rendimiento de los soldados en conflictos militares, y el apoyo logístico puede ser muy difícil en zonas complejas de meseta” como Tíbet.

MESES DE INFRUCTUOSAS NEGOCIACIONES

Lo ministros reiteraron en la declaración de hoy la necesidad de apegarse a los acuerdos y protocolos existentes sobre asuntos fronterizos entre China y la India, y evitar “cualquier acción que pueda agravar las cosas”, si bien este compromiso no ha logrado hasta ahora poner fin a la crisis.

De hecho, ha sido dentro de este periodo de desescalada que, el pasado 15 de junio, en un choque fronterizo en el valle de Galwan, en el Himalaya occidental, las naciones vivieron el peor incidente de este tipo en 45 años en el que murieron al menos 20 soldados indios y 76 resultaron heridos.

Aunque China no informó de bajas, el Gobierno indio ha asegurado que causó igual o peores daños en el bando contrario.

Esta misma semana, la India y China se acusaron mutuamente de efectuar disparos al aire con intenciones “agresivas” en la frontera tras supuestos intentos por entrar al territorio contrario.

Es la primera vez en décadas, según registros militares indios, que una de las partes recurre a las balas en algún lugar de los 3.500 kilómetros de frontera repartidos desde Ladakh hasta el lejano Sikkim, en el noreste indio.

Este, el más reciente episodio de tensiones en la frontera, ocurrió el lunes, tres días después de que el ministro indio de Defensa, Rajnath Singh, y su homólogo chino, Wei Fenghe, coincidieran en Moscú en la necesidad de resolver la tensión fronteriza por medio del diálogo y la desescalada militar.efe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here