El papa Francisco desafía a quienes los critican por tejer relaciones con otras religiones: “Nadie es extranjero en la Iglesia”

115
Durante su discurso, el pontífice invitó a dar más espacio a los laicos y advirtió a los sacerdotes que deben ser “pastores cercanos al pueblo, no gendarmes preocupados por hacer cumplir las normas religiosas”

El papa Francisco acudió hoy a la catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Nursultán, en su ultimo día de visita a Kazajistán, para reunirse con el clero y algunos fieles que representaban a los católicos del país, menos del 1 %, a quienes aseguró que “nadie es extranjero en la Iglesia”.

”La mayor parte de nosotros somos extranjeros; es verdad, porque ustedes provienen de lugares y países diferentes, sin embargo, la belleza de la Iglesia es esta, que somos una sola familia, en la cual nadie es extranjero”, dijo el papa en esta iglesia, una de las pocas en el país.

”La mayor parte de nosotros somos extranjeros; es verdad, porque ustedes provienen de lugares y países diferentes, sin embargo, la belleza de la Iglesia es esta, que somos una sola familia, en la cual nadie es extranjero”. REUTERS/Remo Casilli”La mayor parte de nosotros somos extranjeros; es verdad, porque ustedes provienen de lugares y países diferentes, sin embargo, la belleza de la Iglesia es esta, que somos una sola familia, en la cual nadie es extranjero”. REUTERS/Remo Casilli

Francisco, que llegó el pasado martes a Kazajistán para participar en el VII Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales, también ofició una misa este miércoles y hoy quiso visitar una de las Iglesias donde acuden los 125.000 católicos de este país de 19 millones de habitantes, en el que cerca del 70 % son musulmanes.

A ellos, el papa les dijo: “Necesitas a los demás, incluso a los que profesan un credo diferente. Solo juntos podemos hacer algo bueno”.

También invitó a dar más espacio a los laicos y advirtió a los sacerdotes que deben ser “pastores cercanos al pueblo, no gendarmes preocupados por hacer cumplir las normas religiosas”.

El Papa Francisco asiste a una ceremonia de despedida con el presidente kazajo Kassym-Jomart Tokayev, en Nur-Sultan, Kazajstán, el 15 de septiembre de 2022. Vatican Media/Folleto vía REUTERS El Papa Francisco asiste a una ceremonia de despedida con el presidente kazajo Kassym-Jomart Tokayev, en Nur-Sultan, Kazajstán, el 15 de septiembre de 2022. Vatican Media/Folleto vía REUTERS

Francisco ofrecerá un discurso en la clausura del Congreso interreligioso tras la lectura del Documento final que ha firmado junto con los otros 80 representantes religiosos, y después regresará a Roma.

OBISPO PIDIÓ AL PAPA QUE EVITE “SUPERMERCADO DE RELIGIONES”

Las palabras de Athenasius Schneider, obispo auxiliar de Astana, podrían haberse esperado ya que es uno de los críticos más destacados de Francisco y denuncia regularmente lo que considera que son sus ambigüedades doctrinales además de su enfoque excesivamente progresista en temas como la homosexualidad o el acercamiento entre religiones.

Schneider, se ha unido a otros cardenales y obispos tradicionalistas y conservadores en las críticas a varios de los gestos simbólicos del papa y a lo que califican de ambigüedades doctrinales en cuestiones como el divorcio y las segundas nupcias, la homosexualidad y las relaciones interreligiosas.

El obispo Athanasius Schneider reacciona junto al Papa Francisco mientras visita la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro para reunirse con obispos, sacerdotes, diáconos, personas consagradas, seminaristas y trabajadores pastorales, en Nur-Sultan, Kazajstán, el 15 de septiembre de 2022. REUTERS/Remo Casilli El obispo Athanasius Schneider reacciona junto al Papa Francisco mientras visita la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro para reunirse con obispos, sacerdotes, diáconos, personas consagradas, seminaristas y trabajadores pastorales, en Nur-Sultan, Kazajstán, el 15 de septiembre de 2022. REUTERS/Remo Casilli

En concreto, Schneider se unió al cardenal estadounidense Raymond Burke en su crítica al documento firmado en 2019 por Francisco y el gran imán de la universidad al-Azhar de El Cairo que, entre otras cosas, decía que todas las religiones son “queridas por Dios”. Algunos críticos católicos sostienen que esa idea podría conducir a un relativismo que aceptaría que todas las religiones son caminos igual de válidos a Dios, cuando el Vaticano sostiene que el catolicismo es el único camino verdadero a la salvación.

En declaraciones a reporteros antes de la visita papal a la catedral, Schneider describió sus críticas como consejos respetuosos y fraternales” a Francisco que nacen del amor y proporcionan “una ayuda real a la Iglesia”.

“Esto es normal porque no somos empleados del papa”, dijo. “Somos hermanos. Tenemos que hablar con respecto cuando reconocemos algo como un peligro para toda la Iglesia. Esto es una ayuda”.

Athenasius Schneider, obispo auxiliar de Astana, es uno de los críticos más destacados de Francisco. (Youtube)Athenasius Schneider, obispo auxiliar de Astana, es uno de los críticos más destacados de Francisco. (Youtube)

Pero Schneider advirtió que la participación de Francisco en un evento internacional de tal envergadura podría poner en cuestión lo que, según él, es el papel único de la Iglesia católica para proporcionar el único camino a la salvación.

“El congreso en sí tiene el buen objetivo de promover el respeto mutuo y la comprensión en el mundo actual. Pero también tiene un peligro porque podría dar la impresión de un ‘supermercado de las religiones’ y esto no es correcto porque solo hay una religión verdadera, que es la católica, fundada por el propio Dios”, apuntó Schneider.

El religioso instó además al Vaticano a reconsiderar su participación en este tipo de eventos en el futuro y a centrarse en su lugar en la construcción de relaciones a un nivel más local.

 Schneider describió sus críticas como consejos respetuosos y fraternales” a Francisco que nacen del amor y proporcionan “una ayuda real a la Iglesia”. (Youtube)Schneider describió sus críticas como consejos respetuosos y fraternales” a Francisco que nacen del amor y proporcionan “una ayuda real a la Iglesia”. (Youtube)

A pesar de sus críticas, Schneider tuvo un papel importante en el acto del jueves en la catedral: ayudó a empujar al silla de ruedas de Francisco por el pasillo de la catedral al inicio y presentó a los dignatarios que saludaron al papa al final, actuando como traductor. Además, despidió al pontífice cuando se marchó en su pequeño Fiat 500 blanco.

(con información de EFE y AP)