La Nasa suspende contrato de alunizaje de Elon Musk y el SpaceX

36

SpaceX, compañía de Elon Musk, había ganado una licitación de la Nasa a principios de abril para construir la nave destinada a transportar astronautas estadounidenses a la superficie lunar por primera vez en décadas.

Dicha adjudicación hizo que incluso Musk llegara a burlarse de Jeff Bezos, fundador de Amazon, luego de que el New York Times informara que su compañía Blue Origin presentó una protesta ante la Oficina de Responsabilidad del Gobierno por el contrato de US $2.900 millones adjudicado a SpaceX.

Musk dijo en una publicación de Twitter que Bezos no podía “ponerlo en órbita”.

Ahora todo indica que Musk celebró muy pronto, pues la Nasa ha decidido suspender los trabajos del proyecto adjudicado a SpaceX por los reclamos presentados por Blue Origin y Dynetics, una unidad del contratista del Pentágono.


La carrera espacial entre Jeff Bezos y Elon Musk

Elon Musk se burla de Jeff Bezos en el marco de la carrera espacial

“La Nasa instruyó a SpaceX que el progreso en el contrato HLS (Sistema de Aterrizaje Humano, por sus siglas en inglés) se ha suspendido hasta que GAO (Oficina de Auditoría de EE. UU.) resuelva todos los litigios pendientes relacionados con esta adquisición”, anunció la portavoz de la agencia espacial estadounidense, Monica Witt, en declaraciones recogidas por el portal RTactualidad.com.

La decisión de la Nasa implica que SpaceX no recibirá el desembolso de la primera parte del contrato por US$ 2.900 millones que le había sido adjudicado.

Los reclamos de las otras compañías

La compañía de Jeff Bezos, Blue Origin, calificó la adjudicación a SpaceX como “deficiente” y de “alto riesgo”.

“Su decisión elimina las oportunidades de competencia, reduce significativamente la base de suministros y no solo retrasa, sino que pone en peligro, el regreso de EE. UU. a la luna. Por ello, hemos presentado una protesta ante la GAO”, señaló la firma.

De otro lado, Dynetics dijo que la Nasa optó por escoger la opción más “anticompetitiva” posible.

“La agencia espacial debería haber modificado su solicitud o pedir a los participantes que revisen sus propuestas, una vez que estuvo claro que el Congreso le otorgaría solo el 25 % de los US$ 3.300 millones solicitados para el año fiscal 2021”, dijo Dynetics.

Es de recordar que en abril del año pasado la Nasa eligió a las tres compañías para construir los módulos de aterrizaje para llevar astronautas a la luna en 2024.

La agencia espacial firmó un contrato de US$ 135 millones por 10 meses con SpaceX, al tiempo que otorgó US$ 579 millones a Blue Origins y US$ 253 millones a Dynetics.

El destino es Marte

Días atrás, Musk advirtió que “muchas personas morirán” en las misiones iniciales de SpaceX a Marte. El dueño de Tesla se refirió al ambicioso proyecto en una entrevista con Peter Diamandis, fundador de la Fundación X Prize, una organización sin fines de lucro que busca incentivar el desarrollo tecnológico.

Musk había anunciado que planeaba enviar un millón de personas al planeta rojo para 2050, pero no mencionó nada de su regreso, lo que pudo haber quedado aclarado con su comentario a Diamandis.


Las rivalidades entre Cook, Zuckerberg, Musk y Bezos

Musk dijo que cree que los viajeros “quizás no regresen con vida”, pero que “será una experiencia increíble” para ellos. El fundador de SpaceX también calificó el viaje como un viaje “peligroso” e “incómodo”, pero una “aventura gloriosa”.

Musk dijo: “Ir a Marte se lee como ese anuncio de Shackleton yendo a la Antártida”.

“Sabes que es peligroso, es incómodo y es un viaje largo. Puede que no regreses con vida, pero es una aventura gloriosa y será una experiencia increíble”.

En respuesta a la pregunta de Diamandis sobre las posibles muertes, Musk señaló que es “difícil” ir a Marte.

“Sí, honestamente, un grupo de personas probablemente morirá al principio. Es difícil ir allí”, explicó.

Fuente: Semanas.com