Detallistas defienden confiabilidad del comercio organizado que expende bebidas alcohólicas

180

La Asociación de Detallistas Unidos rechaza que “personas malvadas” pretendan desacreditar a una amplia red de más 65,000 colmados a nivel nacional y más de 3,000 almacenes que siempre han seguido las buenas prácticas y el cumplimiento de la ley en el expendio de bebidas alcohólicas

 

La Asociación de Detallistas Unidos ofreció su respaldo a la industria de las bebidas alcohólicas de la República Dominicana por elaborar productos marca país que, a su vez, «son símbolos para el turismo a nivel mundial» y rechazó las campañas aviesas contra marcas confiables en el contexto de la muerte de decenas de personas por consumo de bebidas alcohólicas adulteradas.

Ricardo Rosario, presidente de la entidad, deploró que las citadas campañas, a través de “las redes sociales desaprensivas,” estén insinuando erróneamente que en el comercio detallista y las cadenas de suministro existen malas prácticas de vender bebidas alcohólicas adulteradas y nocivas para la salud de las personas.

“Repudiamos este tipo de ilícitos porque perjudica la salud de la población, la imagen del país y al erario”, proclamó el dirigente comercial al hacer un llamado a la población a seguir adquiriendo productos de fabricación nacional en colmados, almacenes y otros puntos de expendio del comercio organizado que operan sobre la base de la confianza.

“Damos fe y testimonios de que, aunque haya algunos inescrupulosos que tengan malas prácticas, la gran mayoría de los colmados y almacenes que distribuyen bebidas alcohólicas lo hacen totalmente apegados a las buenas prácticas y en forma lícita”, aseguró Rosario, ex presidente y asesor de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Fenacerd).

Informó que el país cuenta con más de 65,000 colmados a nivel nacional, con más de 3,000 almacenes y negocios que expenden bebidas alcohólicas, así como una estructura comercial en disposición siempre de colaborar con las autoridades, hasta para “identificar a aquellos malvados que se dedican a la adulteración y falsificación de bebidas alcohólicas.”

Consideró inadmisible que por una reducida cantidad de criminales -que no forman parte del comercio organizado ni de la industria formal que cumple con la ley- se busque enlodar a sectores que hacen aportes al país a través de la producción, las exportaciones y la provisión de empleos.

fuente: elDinero.com