Las marcas tienen que empezar de cero: 5 recomendaciones para afrontar la crisis

114

La COVID-19 no solo ha generado una crisis mundial en cuanto a temas de salud, sino también en materia económica. Miles de empresas han tenido que adaptarse a los cambios que ha experimentado el mercado en los últimos meses para poder sobrevivir y mantenerse a flote.

Solo a principios de este año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimaba un 2020 prometedor y con un gran crecimiento económico a nivel mundial. Sin embargo, con la paralización de las cadenas de producción a raíz de la cuarentena, la entidad internacional hoy advierte que las consecuencias económicas dejadas por el coronavirus solo serán comparables a las vividas en la década de 1930 con la Gran Depresión.

“Hace solo tres meses, esperábamos un crecimiento positivo del ingreso per cápita en más de 160 de nuestros países miembros en 2020. Hoy, ese número ha cambiado: ahora proyectamos que más de 170 países experimentarán un crecimiento negativo este año”, advierte Kristalina Georgieva, directora del FMI.

En este difícil escenario, la incertidumbre por el impacto económico a mediano y largo plazo que dejará la pandemia, las compañías han tenido que hacerle frente a una docena de dificultades como la caída de la Bolsa de Valores de varias ciudades, entre ellas la de Lima. En marzo de este año, la Bolsa de Valores de la capital peruana experimentó una caída de 20.81 %, siendo la caída en el primer semestre de 17.77 %.

En medio de estas circunstancias poco alentadoras, proteger el flujo de caja se ha convertido en uno de los objetivos más importantes de las grandes empresas para afrontar la crisis.

Asimismo, existen una serie de acciones y estrategias que las empresas deben poner en práctica si quieren salir airosas de la crisis financiera. A continuación, se mencionan algunas recomendaciones brindadas por Santiago Aparicio, cofundador de la plataforma Fitpal, en el portal Forbes Colombia, y Alejandro Useche, economista y experto en finanzas de la Universidad del Rosario (Argentina), para afrontar de forma exitosa el difícil escenario que ha dejado la pandemia:

Actuar en lugar de esperar

Una forma de asumir los riesgos de la crisis de la mejor manera es ponerse en el peor escenario posible, incluso, en uno donde no se generen ingresos. Los esfuerzos de una organización deben estar dirigidos a ofrecer los productos y servicios que ofrece la empresa, ya que estos son la mayor fuente de ingresos.

Atención en la liquidez

Se debe tener especial cuidado y control con el capital de trabajo de la organización. Las inversiones deben estar enfocadas en aquellos proyectos que permitan ver resultados inmediatos. Es necesario evitar las inversiones que generen resultados a mediano y largo plazo, ya que, en un escenario de crisis, estas son consideradas como pérdidas económicas para la empresa.

Ver la crisis como una oportunidad

Toda crisis es una oportunidad para reinventarse. La mejor forma de superar épocas de incertidumbre financiera es implementando nuevos planes y estrategias de forma continua, que le permitan a la organización continuar operando.

Identificar las nuevas necesidades de los clientes

Con la crisis sanitaria, los hábitos de consumo han cambiado. Los usuarios requieren de otro tipo de servicio y hoy solicitan que los productos les lleguen a sus casas para evitar salir de sus hogares y respetar la distancia. Es indispensable implementar nuevas estrategias de distribución respetando los protocolos de seguridad.

En el camino, surgirán otras necesidades, es indispensable que se aprendan a reconocer y que la organización responda de forma rápida y efectiva.

Pensar en equipo

Tomar la iniciativa y proponer soluciones es una de las claves para afrontar la crisis. Es importante contactar a los proveedores, distribuidores, extender alianzas con diferentes grupos, incluso con la competencia, y los propios colaboradores para salir adelante como equipo.

(Esan)