Un campeón olímpico trabaja como repartidor

119

Rubén Limardo, el es­grimista venezolano que se alzó con el oro en la es­pada individual en los Jue­gos Olímpicos de Londres, reveló que trabaja actual­mente como repartidor de comida para una platafor­ma en línea en Polonia de­bido a la crisis en su país y a la pandemia del nuevo coronavirus.

“Si estás en Lodz – Polo­nia y pides UberEats es po­sible que tu comida la en­tregue un campeón que decidió no rendirse ja­más”, dijo Limardo, de 35 años, en una serie de men­sajes divulgados el lunes a través de su cuenta de Twitter. El atleta también divulgó una foto en la que se le ve con mascarilla, a bordo de una bicicleta y con mochila que usa para entregar los pedidos.

“Yo, la última medalla de oro olímpica de Vene­zuela también salgo a la calle a trabajar todos los días para ir de la mano por los sueños que aún me quedan por cumplir. Ajus­tarse a los cambios es defi­nitivamente un trabajo pa­ra valientes”, destacó.

“En un año normal hoy estaríamos hablando de lo que sucedió en Tokio 2020, pero ya ven que no es así. La crisis de mi país, la pandemia y perseguir un sueño a veces no es tan buena combinación”, se­ñaló.

Limardo, uno de dos ve­nezolanos en la historia de Venezuela se han col­gado un oro olímpico, aspi­ra convertirse en campeón mundial y en el primer de­portista en la historia de su país en subir a lo más alto del podio en dos ocasiones en una justa olímpica. El otro campeón olímpico de Venezuela, es el boxeador Francisco Rodríguez, quien se colgó la medalla áurea al vencer al surcoreano Joun Ju Jee en la categoría mini­mosca en México 1968.

“Como muchos de mis compañeros atletas, mis hermanos y yo hemos teni­do también que buscar una alternativa para generar in­gresos. Desde hace 19 años vivo en Polonia, sin embar­go desde hace 5 soy padre de familia, por lo que puedo decir, orgullosamente” que “además del deporte tengo un segundo trabajo para ga­narme la vida y mantener mi hogar”, acotó el atleta, subcampeón mundial en dos oportunidades.

“No he dejado ni un día de entrenar, sin embargo no podía sentarme a esperar los recursos que debo ganar por mi labor de atleta”, indi­có en otro tuit, en aparente alusión a un retraso de los fondos que debe aportar el gobierno venezolano pa­ra su entrenamiento de ca­ra los Juegos Olímpicos de Tokio.

Su medalla de bronce en la Copa del Mundo de Van­couver 2020 en febrero pa­sado, lo catapultó a su cuar­ta cita olímpica. Además de Londres, Limardo participó en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Río de Janei­ro 2016.

Inició con 7 años

El venezolano — que se ini­ció como esgrimista a la edad de siete años, recono­ce que sin el apoyo del go­bierno venezolano proba­blemente no habría podido cumplir su sueño de ser un atleta de alto rendimiento en una disciplina muy cos­tosa. Proveniente de una fa­milia pobre, Limardo dejó muy joven el país para pu­lir su talento y poder partici­par en los torneos europeos de esgrima. Vive y entrena en Polonia desde hace 19 años.AP