Lo que dicen los dirigentes de los Rays y los Dodgers para el juego de hoy

68

El sexto juego de la Serie Mundial no tiene mañana para los Rays de Tampa, que están en desventaja 3-2, en un clásico al mejor de siete partidos y su dirigente Kevin Cash, está consiente de esa situación y se ha planteado su esquema para el partido.

El juego está programado para las 8:08 de esta noche en el estadio Globe Life Field, la burbuja creada por las Grandes Ligas, en el condado de Arlington, estadio de los Vigilantes de Texas.

Dave Roberts, el capataz de los Dodgers tiene mejores opciones, puede perder y reorganizar una estrategia para el séptimo partido, que sería el miércoles 28, en el mismo escenario, a la misma hora.

Ambos han dado su opinión con relación al encuentro de hoy, donde están anunciados el derecho Tony Gonsolin, que compila 0-2 y efectividad de 9.39 en esta postemporada y el zurdo Blake Snell, 2-2 y 3.33.

La agresividad desde el bullpen es lo que plantea Cash como su principal arma, cuando afirma que “los miembros de “El Establo”, como se conoce jocosamente a los relevistas de Tampa Bay, están listos y ansiosos para salir a lanzar”, y agrega que están en perfectas condiciones para llevar el juego hasta el éxito.

En el último partido ganado por los Dodgers y que puso la serie a su favor 3-2, los relevistas de Tampa fueron perfectos en los últimos cuatro innigns del partido.

En cuatro episodios, cero carreras, cero hits, dos bases y un ponche. Igual de efectivo estuvo el de los Dodgers en tres y un tercio de innings, cero carreras, dos hits, una base y cuatro ponches.

Mientras Cash aspira a salir delante en la pizarra y soltar el juego al bullpen, Roberts está enfocado en llevar la corona a Los Ángeles y para ello confía en el “juego pequeño”, su lanzador abridor y la ofensiva del conjunto.

Los Dodgers han superado a los Rays en carreras 29-21, en bateo .264 a .228 y en cuadrangulares con 11-8, gracias a una ofensiva encabezada por Corey Seager (.471, dos cuadrangulares y cuatro producidas), Max Muncy (.389 y seis impulsadas) y Justin Turner (.364) y Roberts confía en que ese dominio se mantendrá en el partido de esta noche.

Pero hay una espinita en el zapato y el capataz de los Dodgers lo plantea como un tema más del juego, pero al que le pondrá atención para evitar que salga de control: el pelotero cubano Randy Arozarena, sin lugar a dudas el Jugador Más Valioso, si los Rays de Tampa superan los dos partidos restantes.